Contacto

Historias de jubilados jubilosos

ISBN: 978-84-1386-973-5

Desde el principio me gustaron los colores. Los protagonistas de Historias de Jubilados Jubilosos no son personajes en blanco y negro. Mucho menos grises. En sus viñetas hay azules, amarillos, verdes y rojos. Los colores de la vida, porque estos simpáticos viejos, que no tienen reparo en considerarse tales, siguen disfrutando de ella. Tampoco dudan en tomarse con humor los achaques de la edad, los obstáculos de una sociedad obsesionada con la juventud, o las dificultades para enfrentarse a una tecnología que no les tiene en cuenta. Y esa capacidad para mirarse y reflejarse, nos refleja a todos. También a los que venimos detrás.

 

Categoría

ISBN: 978-84-1386-973-5

Título: Historias de jubilados jubilosos
Fecha: 2021
Páginas: 266

SINOPSIS

Desde el principio me gustaron los colores. Los protagonistas de Historias de Jubilados Jubilosos no son personajes en blanco y negro. Mucho menos grises. En sus viñetas hay azules, amarillos, verdes y rojos. Los colores de la vida, porque estos simpáticos viejos, que no tienen reparo en considerarse tales, siguen disfrutando de ella. Tampoco dudan en tomarse con humor los achaques de la edad, los obstáculos de una sociedad obsesionada con la juventud, o las dificultades para enfrentarse a una tecnología que no les tiene en cuenta. Y esa capacidad para mirarse y reflejarse, nos refleja a todos. También a los que venimos detrás.

No me ha sorprendido. Los autores han sido profesores y siguen manteniéndose jóvenes de espíritu. Se percibe tanto en los textos como en las ilustraciones. Adentrarse en las aventuras de sus jubilados es un viaje al que animo a viejos y jóvenes por igual. Confío en que se diviertan tanto como yo lo he hecho siguiendo sus viñetas cada semana.

Ángeles Espinosa, corresponsal en Dubái de El País.

****

¡Qué extraña propiedad tienen los libros! Quien los escribe se retira de costumbre a su refugio (despacho, buhardilla, rincón de café) para hacerlos posibles. Quien los descifra también se acoge, para darles sentido, a alguna suerte de soledad. Y, sin embargo, aparentemente separados los unos de los otros, ¡qué unidos, qué juntos en la comunicación y en las emociones gracias a los libros!

Fernando Aramburu (para Historias de Jubilados Jubilosos)

****

Tras muchos años ejerciendo de hormigas, hay que ver qué bien cantan estas viejas cigarras jubilosas. Son como niños. Con razón dicen que los extremos se tocan.

Luis Landero

 

Productos Relacionados