Contacto

Los boleros del Chipi-Chipi

ISBN: 978-84-1181-337-2

SINOPSIS

Recordar es volver a vivir.

«Mis hermanas mayores fueron al teatro con sus amigas. Mi hermano menor fue invitado por los vecinos a ver y disfrutar del invento del siglo, que hace poco llegó a la oficina: la Televisión, también llamada la Caja Idiota. Mis padres duermen su muy merecida siesta del sábado, con las ventanas de su dormitorio abiertas de par en par y el bendito ventilador colgando del techo, zumbando que es un gusto. Desde el living se arrastran por el polvo de las tablas del piso baldeado al petróleo, las suaves notas de un tango, desparramadas por un extraño aparato —ahora ya extinto— que es el único lujo con que cuenta mi padre en su humilde vivienda: un equipo estereofónico de alta fidelidad marca Philips, que compró en casa Arqueros en incómodas cuotas mensuales, y que tendrá que pagar por el resto de sus días. Mientras las notas comienzan a trepar por las paredes descascaradas y pintadas a la cal, para depositarse en el pentagrama que han dibujado las grietas, me descuelgo por la ventana —nunca me gustó salir por la puerta— y aterrizo en la vereda de mi calle pampina. Dejo puertas y ventanas abiertas y me largo a correr por la calle dispareja, entre pimientos raquíticos y ladridos de perro aún más raquíticos, que avivan mi fugaz carrera, mientras mi corazón golpetea como bombo en carnaval». (Extracto del cuento Boleros en Pampa Unión).

 

Los bellos momentos, se recuerdan, los malos, se olvidan.

«Algo supe de que algunos años después, el Indio Policía cayó nuevamente en la cárcel, donde murió producto de una riña entre reos… Nadie me lo ha confirmado. Yo lo conocí en Pedro de Valdivia y puedo decir que, a pesar de que el destino lo llevó por senderos reñidos con lo que llamamos «sociedad», a pesar de lo que pudo hacer y no hacer en su corta vida, debo reconocer que era un excelente jugador de ajedrez…». (Extracto del cuento El jugador de ajedrez).

Categoría

ISBN: 978-84-1181-337-2

Título: Los boleros del Chipi-Chipi
Fecha: 2023
Páginas: 194

SINOPSIS

Recordar es volver a vivir.

«Mis hermanas mayores fueron al teatro con sus amigas. Mi hermano menor fue invitado por los vecinos a ver y disfrutar del invento del siglo, que hace poco llegó a la oficina: la Televisión, también llamada la Caja Idiota. Mis padres duermen su muy merecida siesta del sábado, con las ventanas de su dormitorio abiertas de par en par y el bendito ventilador colgando del techo, zumbando que es un gusto. Desde el living se arrastran por el polvo de las tablas del piso baldeado al petróleo, las suaves notas de un tango, desparramadas por un extraño aparato —ahora ya extinto— que es el único lujo con que cuenta mi padre en su humilde vivienda: un equipo estereofónico de alta fidelidad marca Philips, que compró en casa Arqueros en incómodas cuotas mensuales, y que tendrá que pagar por el resto de sus días. Mientras las notas comienzan a trepar por las paredes descascaradas y pintadas a la cal, para depositarse en el pentagrama que han dibujado las grietas, me descuelgo por la ventana —nunca me gustó salir por la puerta— y aterrizo en la vereda de mi calle pampina. Dejo puertas y ventanas abiertas y me largo a correr por la calle dispareja, entre pimientos raquíticos y ladridos de perro aún más raquíticos, que avivan mi fugaz carrera, mientras mi corazón golpetea como bombo en carnaval». (Extracto del cuento Boleros en Pampa Unión).

 

Los bellos momentos, se recuerdan, los malos, se olvidan.

«Algo supe de que algunos años después, el Indio Policía cayó nuevamente en la cárcel, donde murió producto de una riña entre reos… Nadie me lo ha confirmado. Yo lo conocí en Pedro de Valdivia y puedo decir que, a pesar de que el destino lo llevó por senderos reñidos con lo que llamamos «sociedad», a pesar de lo que pudo hacer y no hacer en su corta vida, debo reconocer que era un excelente jugador de ajedrez…». (Extracto del cuento El jugador de ajedrez).

Productos Relacionados