Contacto

Las Musas me sorprendieron

ISBN: 978-84-1144-942-7

SINOPSIS

Las musas me sorprendieron, la verdad. Tras mucho tiempo para decidir un título que fuera adecuado para este libro, finalmente, me decidí por Las musas me sorprendieron, pues fue como una señal que me enviaba el universo el hecho de que todos los títulos que se me ocurrían marchaban de mi memoria tras unas horas.

Sin embargo, Las musas me sorprendieron permanecía siempre inmóvil en mi cabeza y por eso decidí premiarlo y que este fuera el elegido. Opino que siempre hay que premiar lo que se empeña y persiste. Total, como la vida misma; el que trabaja, merece ser premiado. Y también porque es de sentido común, porque son ellas, las musas, las dueñas de mi inspira- ción. Sin ellas, no me sería posible escribir nada.

Las musas: seres invisibles que, de forma sutil, sentimos los poetas. Ellas inspiran nuestros momentos, incluso cuando nuestra mente reposa de los quehaceres cotidianos. Como palomas, revolotean a nuestro oído o en nuestro cerebro, diciéndonos: escribe esto o aquello. El término «musa» procede del latín y significa música.

Las musas son la inspiración, la vena, el arrebato, el estímulo sen- tido desde el interior en la forma de calor o de deseo por plasmar de la forma más bella nuestros pensamientos y nuestros sentimientos.

 

Categoría

ISBN: 978-84-1144-942-7
Título:
Las Musas me sorprendieron
Fecha:
2024
Páginas: 190
SINOPSIS

Las musas me sorprendieron, la verdad. Tras mucho tiempo para decidir un título que fuera adecuado para este libro, finalmente, me decidí por Las musas me sorprendieron, pues fue como una señal que me enviaba el universo el hecho de que todos los títulos que se me ocurrían marchaban de mi memoria tras unas horas.

Sin embargo, Las musas me sorprendieron permanecía siempre inmóvil en mi cabeza y por eso decidí premiarlo y que este fuera el elegido. Opino que siempre hay que premiar lo que se empeña y persiste. Total, como la vida misma; el que trabaja, merece ser premiado. Y también porque es de sentido común, porque son ellas, las musas, las dueñas de mi inspira- ción. Sin ellas, no me sería posible escribir nada.

Las musas: seres invisibles que, de forma sutil, sentimos los poetas. Ellas inspiran nuestros momentos, incluso cuando nuestra mente reposa de los quehaceres cotidianos. Como palomas, revolotean a nuestro oído o en nuestro cerebro, diciéndonos: escribe esto o aquello. El término «musa» procede del latín y significa música.

Las musas son la inspiración, la vena, el arrebato, el estímulo sen- tido desde el interior en la forma de calor o de deseo por plasmar de la forma más bella nuestros pensamientos y nuestros sentimientos.

Productos Relacionados