1.000 oportunidades para cambiar tu vida

ISBN:: 978-84-1114-757-6

SINOPSIS: 

En este libro encontrarán el procedimiento para que se produzcan cambios desde la raíz en vuestras vidas. Porque seguir haciendo más de lo mismo en absoluto nos va a llevar a la variación, ya que precisamente consiste en repetir sistemáticamente el mismo intento de solución y por ende nos lleva al mismo resultado.

Por lo tanto, en este libro contarán con la gran diversidad de ejercicios, técnicas, conocimientos, herramientas y recursos para entrenar a cada instante y en cada fase pudiendo alcanzar el objetivo de transformar y mejorar la calidad de vida, van a poder poner en práctica cada recurso tomando acción a fin de cambiar esos resultados.

Cada fase del proceso tiene su importancia equitativa, son consecutivas y están conectadas entre sí haciendo un efecto dominó, por esto mismo lo escribí por fases para que sea más fácil, práctico de integrar y trabajar.

Podrán ver fase a fase cómo se compone el circuito entero del ser humano siendo la suma de todas las fases las que nos lleven a esos resultados, y pudiendo tomar conciencia de ello tendrán las herramientas suficientes hacia poder hacer los cambios que requieran llevándoles a un mejor resultado totalmente distinto, más favorable, agradable, óptimo y más positivo.

Y para ello lo primero de todo es que sean conscientes de todas las creencias limitantes que tenemos programadas en nuestro subconsciente, aceptarlas y en ningún caso castigarnos por ello porque todos tenemos en mayor o menor medida una historia que nos acompaña. Lo beneficioso de esto es que en absoluto es estático ni nos define ni nos ancla a que en ningún caso poder lograr cambios en nuestra vida, eso sí, desde la toma de conciencia, responsabilidad personal y asumiéndolas las podemos transformar. El poder y como quieres tu vida es tuyo y de nadie más.

Esas creencias nos llevan a los pensamientos que tienen un gran impacto en nuestras vidas y son los originadores de nuestras emociones. Como así también las palabras que vamos utilizando que sin ellas no podríamos pensar, las palabras «construyen los pensamientos», tan solo una simple palabra o encabezado determinará la calidad del pensamiento y este es el encargado de llevarte hacia una dirección de apertura, flexibilidad, crecimiento, evolución, solución, acción, empoderamiento, tranquilidad, optimismo y favorable, o por el contrario te guiará por un camino totalmente limitado, rígido, de carencia, vacío, autoexigente, hostigador, desagradable, desfavorable, y las emociones que surgirán serán displacenteras. Aprender a pararte en algunos momentos para analizar de qué manera estás pensando, desde esa consciencia, es la que te abrirá paso a tu oportunidad de reflexión y ahondar si realmente eso te está llevando por un buen camino o no, y así poder tener la oportunidad de cambiarlo.

Expresar asertivamente nuestras emociones es nuestro trabajo. Ser conscientes y aceptar lo que sentimos nos libera de cualquier quiste emocional que nos podamos generar. Desde el momento en que las sigamos etiquetando como «emociones negativas o malas» el metamensaje escondido será de rechazarlas, evitarlas, tenerlas mal vistas con lo cual en absoluto da paso a un vínculo favorable entre la emoción y uno mismo. Todas y cada una de las emociones nos dotan de una valiosa información sobre nosotros mismos y nos guían hacia nuestra fuente, nuestro sistema de creencias, que es desde donde se puede producir el cambio porque las emociones nacen de nuestros pensamientos, por esto mismo «las emociones que sentimos son propias de cada uno» y las vamos expresando de diferentes maneras. El problema de ningún modo son las emociones en sí, sino la relación que tú tengas con ellas. Aprender a transitar las emociones y autorregular aquellas que son inútiles y desagradables es lo que nos hace libres de sentir las experiencias que vamos transcurriendo en la vida desde una mirada mas amena, propicia y beneficiosa.

El cuerpo es nuestro hogar, nuestro gran portavoz. En el cuerpo habitan esas creencias, esos pensamientos y esas emociones, por lo cual de ninguna manera está disociado de todo ello sino más bien sería el resultado final de la autogestión. En el cuerpo residen todas las fases anteriores y es por esto mismo que cuando el cuerpo enferma, nos está avisando en voz alta que algo interno está desajustado. Desarrollando la consciencia corporal será nuestro gran poder para llegar a la fuente y la causa de lo que nos está enfermando y que hasta ahora en algunas ocasiones las podíamos haber ignorado. El impacto importante que repercute en el cuerpo una mala gestión de creencias, pensamientos y emociones, y gracias a este despertar podrán tomar las acciones correspondientes para ajustar todo aquello que quieras de ti mejorando y sanando tu salud.

 

Add to wishlist
Share
Category

    ISBN:: 978-84-1114-757-6

    Título: 1.000 oportunidades para cambiar tu vida

    Fecha: 2022
    Páginas:324

    SINOPSIS: 

    En este libro encontrarán el procedimiento para que se produzcan cambios desde la raíz en vuestras vidas. Porque seguir haciendo más de lo mismo en absoluto nos va a llevar a la variación, ya que precisamente consiste en repetir sistemáticamente el mismo intento de solución y por ende nos lleva al mismo resultado.

    Por lo tanto, en este libro contarán con la gran diversidad de ejercicios, técnicas, conocimientos, herramientas y recursos para entrenar a cada instante y en cada fase pudiendo alcanzar el objetivo de transformar y mejorar la calidad de vida, van a poder poner en práctica cada recurso tomando acción a fin de cambiar esos resultados.

    Cada fase del proceso tiene su importancia equitativa, son consecutivas y están conectadas entre sí haciendo un efecto dominó, por esto mismo lo escribí por fases para que sea más fácil, práctico de integrar y trabajar.

    Podrán ver fase a fase cómo se compone el circuito entero del ser humano siendo la suma de todas las fases las que nos lleven a esos resultados, y pudiendo tomar conciencia de ello tendrán las herramientas suficientes hacia poder hacer los cambios que requieran llevándoles a un mejor resultado totalmente distinto, más favorable, agradable, óptimo y más positivo.

    Y para ello lo primero de todo es que sean conscientes de todas las creencias limitantes que tenemos programadas en nuestro subconsciente, aceptarlas y en ningún caso castigarnos por ello porque todos tenemos en mayor o menor medida una historia que nos acompaña. Lo beneficioso de esto es que en absoluto es estático ni nos define ni nos ancla a que en ningún caso poder lograr cambios en nuestra vida, eso sí, desde la toma de conciencia, responsabilidad personal y asumiéndolas las podemos transformar. El poder y como quieres tu vida es tuyo y de nadie más.

    Esas creencias nos llevan a los pensamientos que tienen un gran impacto en nuestras vidas y son los originadores de nuestras emociones. Como así también las palabras que vamos utilizando que sin ellas no podríamos pensar, las palabras «construyen los pensamientos», tan solo una simple palabra o encabezado determinará la calidad del pensamiento y este es el encargado de llevarte hacia una dirección de apertura, flexibilidad, crecimiento, evolución, solución, acción, empoderamiento, tranquilidad, optimismo y favorable, o por el contrario te guiará por un camino totalmente limitado, rígido, de carencia, vacío, autoexigente, hostigador, desagradable, desfavorable, y las emociones que surgirán serán displacenteras. Aprender a pararte en algunos momentos para analizar de qué manera estás pensando, desde esa consciencia, es la que te abrirá paso a tu oportunidad de reflexión y ahondar si realmente eso te está llevando por un buen camino o no, y así poder tener la oportunidad de cambiarlo.

    Expresar asertivamente nuestras emociones es nuestro trabajo. Ser conscientes y aceptar lo que sentimos nos libera de cualquier quiste emocional que nos podamos generar. Desde el momento en que las sigamos etiquetando como «emociones negativas o malas» el metamensaje escondido será de rechazarlas, evitarlas, tenerlas mal vistas con lo cual en absoluto da paso a un vínculo favorable entre la emoción y uno mismo. Todas y cada una de las emociones nos dotan de una valiosa información sobre nosotros mismos y nos guían hacia nuestra fuente, nuestro sistema de creencias, que es desde donde se puede producir el cambio porque las emociones nacen de nuestros pensamientos, por esto mismo «las emociones que sentimos son propias de cada uno» y las vamos expresando de diferentes maneras. El problema de ningún modo son las emociones en sí, sino la relación que tú tengas con ellas. Aprender a transitar las emociones y autorregular aquellas que son inútiles y desagradables es lo que nos hace libres de sentir las experiencias que vamos transcurriendo en la vida desde una mirada mas amena, propicia y beneficiosa.

    El cuerpo es nuestro hogar, nuestro gran portavoz. En el cuerpo habitan esas creencias, esos pensamientos y esas emociones, por lo cual de ninguna manera está disociado de todo ello sino más bien sería el resultado final de la autogestión. En el cuerpo residen todas las fases anteriores y es por esto mismo que cuando el cuerpo enferma, nos está avisando en voz alta que algo interno está desajustado. Desarrollando la consciencia corporal será nuestro gran poder para llegar a la fuente y la causa de lo que nos está enfermando y que hasta ahora en algunas ocasiones las podíamos haber ignorado. El impacto importante que repercute en el cuerpo una mala gestión de creencias, pensamientos y emociones, y gracias a este despertar podrán tomar las acciones correspondientes para ajustar todo aquello que quieras de ti mejorando y sanando tu salud.

     

    Valoraciones

    No hay valoraciones aún.

    Sé el primero en valorar “1.000 oportunidades para cambiar tu vida”

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.