Autor

ARNY

Arnes Alagic Burnic (05-11-1974) nacido en Sanski Most, Bosnia y Herzegovina.

Nacido en una familia humilde y obrera.

Hijo mayor de Demal Alagic y Enisa Burnic. Su vida transcurre entre Bosnia y España. Vivió y estudió la carrera de Técnico de Metalurgia en su ciudad natal hasta estallar la guerra y por desgracia sin acabar sus estudios.

En el año 1993 acogido como refugiado político con su familia en España y con la ayuda de Naciones Unidas, ACNUR  y el Ejército de la Marina Española, embarcando en el puerto de la ciudad Croata Rijeka para después llegar a la base naval de Cartagena, Murcia.

Su primer destino estuvo en La Manga del Mar Menor para que unos seis meses después, le traslade Cruz Roja Española con su familia a un centro de acogida en Málaga. En Málaga estudió castellano, francés, alemán e inglés en la escuela de idiomas, y jugó y entrenó en el club de baloncesto Unicaja. Después emprende un viaje con su hermano a las Islas Canarias. Más bien a Arrecife, Lanzarote, para jugar baloncesto.

Después se trasladó a Tomelloso donde a su padre le acogieron y le dieron el trabajo de carpintero y ebanista. Arnes y su hermano rehacen la vida en el pueblo castellano-manchego y  se hacen con un montón de amigos y muy mirados y respetados en el pueblo la familia Alagic se hace hueco en los corazones de los vecinos. Arnes comienza a trabajar de camarero y pinchadiscos en los años 90 en uno de los bares más prestigiosos en esa época.

Arnes no ve muy claro el trabajo nocturno a largo plazo y en 1999 comienza su andadura en el mundo del aluminio y PVC, que en esa época comienza la evolución de la carpintería moderna. Su padre fue su figura principal en todo, puesto que llegó a trabajar en la misma empresa. Su padre en madera y Arnes en el mundo nuevo de innovación de aluminio y PVC. Hace su vida cotidiana en Tomelloso hasta el año 2005. Se casa con el amor de su vida y su manchega valdepeñera llamada Sagrario, que hasta hoy en día perdura el amor y con dos hijos Ricardo y Daira gracias al fruto de ese amor.

Hasta hoy en día está afincado en Valdepeñas, el corazón de La Mancha y trabajando en el mismo oficio. Arnes nos sorprende con este libro siendo una parte de su vida antes de su llegada a España.