Las Aventuras de PI PA TI «El triste Arco Iris»

Descuento

9,95 12,95

ISBN: 978-84-17542-40-5

¿Quién no ha jugado alguna vez a piedra, papel o tijera? Las aventuras de PI PA TI El triste Arco Iris está inspirado en este juego tradicional en el que la amistad, el compañerismo, el trabajo en equipo y la diferencia de personajes es el vínculo principal para desarrollar esta aventura.

La importancia que el cuento da a la diversidad de los personajes es fundamental para que los niños tomen conciencia que aún siendo muy diferentes pueden llegar a ser amigos porque se complementan y aprenden los unos de los otros.

 

COMPRAR

Add to wishlist
Share
Category

    ISBN: 978-84-17542-40-5
    Título: Las Aventuras de PI PA TI «El triste Arco Iris»
    Fecha: 2018
    Páginas: 32

     

    SINOPSIS

    ¿Quién no ha jugado alguna vez a piedra, papel o tijera? Las aventuras de PI PA TI El triste Arco Iris está inspirado en este juego tradicional en el que la amistad, el compañerismo, el trabajo en equipo y la diferencia de personajes es el vínculo principal para desarrollar esta aventura. La importancia que el cuento da a la diversidad de los personajes es fundamental para que los niños tomen conciencia que aún siendo muy diferentes pueden llegar a ser amigos porque se complementan y aprenden los unos de los otros.

    Nivel de lectura recomendable: Hasta 7 años
    Formato: Práctico y manejable para los niños.
    Se recomienda para los niños que empiezan a leer.
    También para que padres e hijos compartan un ratito muy entretenido.

    Detalles

    Nivel de lectura recomendable: Hasta 7 años Formato: Práctico y manejable para los niños. Se recomienda para los niños que empiezan a leer. También para que padres e hijos compartan un ratito muy entretenido.

    1 valoración en Las Aventuras de PI PA TI «El triste Arco Iris»

    1. Javier

      El cuento es muy bonito a la par que entretenido, mis niños lo han disfrutado mucho y ya casi se lo saben de memoria y no os digo nada de la canción que están todo el día cantando y les he tenido que enseñar a jugar a piedra, papel o tijera.

      1
    Añadir una valoración

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.