Autor

Tengo 45 años y desde muy pequeña la escritura se convirtió en mi forma de transmitir mis emociones e inquietudes. La razón fue principalmente la ausencia de hermanos.

 

Mediante la escritura me sentía acompañada y podía dar rienda suelta a mi imaginación y creatividad.

 

Ahora ya en la edad adulta y tras dedicar la mayor parte de mi vida a un trabajo que no amaba, de forma sorprendente regresé a esa etapa de mi niñez y la usé como palanca para mi crecimiento personal.

 

Así nacieron estas charlas imaginarias con personajes de éxito. De ellos he exprimido los mejores consejos y experiencias, que me han enseñado que tanto el éxito como los sueños no sólo son alcanzables para unos pocos.

 

Home

5/5
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp